viernes, 23 de septiembre de 2011

Posibles soluciones para el efecto invernadero

La única defensa razonable ante el cambio climático es la reducción drástica de emisiones de dióxido de carbono cambiando el sistema energético.
Aplicando simultáneamente dos estrategias:
-Ahorro de energía mediante la racionalización del uso.
-Empleo de tecnologías eficientes, y obtención de la energía imprescindible por métodos renovables de bajo impacto ambiental.
-No malgastar electricidad, agua, gas, y en general todos los recursos naturales y no renovables.
-Reduciendo nuestro consumo de electricidad no será necesario que instalen nuevas centros para la generación de las mismas.
-Separar los desechos sólidos según su tipo (vidrio, papel, aluminios, etc.) para facilitar su recolección y reciclaje.
-Uso de materiales, artefactos, y recursos ecológicos tales como: papel reciclado, vehículos que funcionen con energía no contaminantes, uso de energía solar ((como en una calculadora, por ejemplo), eólica, reemplazo de bombillos tradicionales (luz amarilla) por bombillos ahorradores de energía (luz blanca), etc.
-No usar productos contaminantes, tales como los aerosoles que contienen CFC, detergentes, etc.
-Mejorar la eficiencia de los automóviles. Reducir el uso del vehículo. Si es posible, viva cerca del colegio o lugar de trabajo.
-Acelerar las mejoras de eficiencia en el uso energético de industrias, residencias y establecimientos comerciales y públicos, por medio de políticas efectivas.
-Terminar la deforestación y estimular la reforestación. Si consumimos menos papel y madera, no será necesario desforestar tanto.

1 comentario: